masajista masculino gerard ribó

De Masajista Masculino a Maestro Tántrico

Gerard Ribó no es nadie, sólo un nombre, una forma temporal e insignificante en el infinito Universo, un proceso de transformación, una búsqueda vital de consciencia desde las profundidades del ser, Gerard Ribó eres tú.

Si no te asustaste, me alegra 🙂, compartiré el recorrido personal y espiritual que he realizado hasta ahora.

Me inicié con veinte años en el estudio y práctica de diferentes artes marciales orientales (Kung Fu: Choy Lee Fut y Wing Chun, y Aikido) y del manejo de la energía vital y sexual (Taoismo: Chi Kung, Tai Chi, Kung Fu sexual de Mantak Chia y otros autores).

Alrededor de los veinticinco descubrí el excitante y sensual mundo del masaje erótico, un universo de placer y sensaciones en que he trabajado profesionalmente, como masajista masculino y formador.

La curiosidad y deseo por mejorar y evolucionar me condujo a estudiar y profundizar en el masaje tántrico, posteriormente en el Tantra. Desde entonces he tenido la fortuna poder dar masaje tántrico, cursos de Tantra y talleres de masaje erótico.

De esta forma encontré, no sólo un camino de autoconocimiento ilimitado, sino una filosofía de vida.

Mi Iniciación en Talleres de Tantra

Empecé los estudios guiados en masaje tántrico con David Alcalde y Verma Rodríguez. Después de la formación de masaje tántrico profesional seguí estudiando de forma autodidacta. Posteriormente continué la formación de Tantra con el maestro tántrico Kurma Rajadasa, con quien perfeccioné el masaje terapéutico para mujeres, yoga, meditación, sexo tántrico, medicina ayurvédica y yoga sexual. He formado parte de la Escuela Tántrica Sivaíta.

Masajista Masculino para Mujeres y Acompañante

Tras varios años de cursos, terapias y masajes eróticos para mujeres, sentí una profunda y verdadera liberación sexual y personal, lo que me llevó a iniciarme como acompañante masculino de lujo. Gracias a esta fase de experimentación comprendí que todavía hay mucho que explorar y el camino del Tantra nunca termina si existe una profunda voluntad para despertar de maya (la ilusión irreal).

¿Por qué practico Tantra y lo he convertido una forma de Vida?

Porque me apasiona compartir esta bella filosofía milenaria, formar parte de una sabiduría que se funde en el horizonte del tiempo y permite transformar un masaje, meditación o práctica de Yoga, en una fuente infinita de conocimiento. Sólo requiere observar con calma, humildad y presencia.

El cielo está aquí en la tierra, sólo hay que aprender a vivirlo.