masaje tantra pareja
Tantra

Cómo hacer un Masaje Erótico a tu pareja

¿Has pensado alguna vez cómo hacer un masaje erótico a tu pareja? Seguramente sí, es una excelente idea. ¿Pero cómo se hace un masaje erótico? ¿Qué técnicas existen para un masaje sensual?

TUTORIAL DE MASAJE ERÓTICO PASO A PASO

En este tutorial de cómo hacer un masaje erótico en pareja os doy unos cuantos consejos básicos para que podáis empezar a practicar. El objetivo de este mini-tutorial no es profundizar en el masaje erótico o tántrico, sino facilitar una guía sencilla y clara que podáis añadir a vuestros juegos preliminares. Más adelante publicaré artículos con técnicas más avanzadas de Tantra y sanación sexual, muy efectivas para curar la anorgasmia masculina, eyaculación precoz, disfunción erectil o impotencia, en los hombres. También las técnicas tántricas para curar la anorgasmia femenina, vaginitis o frigidez, en las mujeres.

Preparación del Masaje Sensual

El manual está dividido en tres partes. En la primera parte doy unos trucos para prepararse antes del masaje, y que pueda ir todo perfectamente. En la segunda parte veremos varios consejos para dar el masaje corporal. Y en la tercera parte del tutorial nos centraremos en el “final feliz”, que aunque va a ser muy divertido y placentero, deseo que sea algo más que una simple masturbación, ese es el objetivo del tutorial de masaje erótico.

La primera sección está dividida en los conceptos previos al masaje más importantes a tener en cuenta:

  • Planificad: Decidid el día y la hora con antelación. Anotadlo, que no se os olvide. Eso hará que los días previos al masaje, vuestros cuerpos y mentes, se vayan preparando. Podéis pensar en el momento, desearlo y fantasear. Es posible que se os ocurran algunas ideas para el masaje.
  • Espacio: Preparad la sala para el masaje. Es importante que sea un lugar tranquilo, en el que no haya ruido y podáis relajaros. Si en casa es muy complicado, siempre existe la posibilidad de reservar una habitación de hotel. Es un momento de intimidad que os regaláis.
  • Temperatura: Lo ideal es que la habitación no esté muy caliente, ni muy fría. Un calor moderado ayuda a que el cuerpo se relaje, los poros se abran y la energía sexual fluya con más facilidad. Sin embargo, demasiado calor será agobiante, hará que transpiréis y el sudor puede ser desagradable. Tened en cuenta que la persona que recibe el masaje, en general, va a tener una mayor sensación de frío, porque no se está moviendo. Y las mujeres, más aun. Cuando te toque dar, asegúrate de que la temperatura sea agradable para tu pareja. Incluso, no pasa nada si sientes un poco de calor dando el masaje, es normal si te esfuerzas y lo haces con pasión.
  • Luz: La iluminación debe ser tenue, sin estar a oscuras, para que ambos os podáis concentrar en las distintas sensaciones y estímulos del masaje. Aunque cerréis los ojos, si hay un exceso de luz, esta traspasará los párpados, dificultando centrarse en los otros sentidos que queremos estimular. Podéis utilizar velas, lámparas de sal, incluso tapar una lámpara pequeña con un pañuelo. Tened cuidado si utilizáis la opción del pañuelo y ¡que no se queme! Si os decantáis por las velas, que sean lo suficiente grandes para evitar que se consuman antes de finalizar, y que no os quedéis a oscuras.

¿Qué sentidos podemos estimular con un masaje erótico?:

Vista: Vamos a evitar estimular este sentido. La vista está sobre estimulada en el día a día, por la televisión, el teléfono, internet, publicidad, etc. Dejemos que descanse un poco, y los otros sentidos se amplificarán.

Tacto: La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Tiene muchos rincones por explorar, y muchas maneras divertidas de hacerlo. Recomiendo estimular la piel antes de poner el aceite y empezar a masajear. Para despertar este órgano os podéis servir de plumas, las yemas de los dedos y un pañuelo o pareo de tela suave. También se puede experimentar con frío, utilizando hielo. Con calor, con piedras calientes, o frotando enérgicamente las manos antes de colocarlas sobre el cuerpo de tu pareja. La lengua es otra opción. Para los más atrevidos, los cachetes, incluso los azotes, pueden aplicarse siempre con moderación, para mantener un ambiente relajado.

Gusto: Se puede jugar con sabores si se desea. Fruta, bebida, o cualquier manjar, pero sin perder la concentración en el masaje. Utiliza esta opción como un apoyo para probar estímulos alternativos.

Olfato: Estimular el olfato activa la glándula pituitaria, importante regulador hormonal. Podéis hacerlo utilizando inciensos (os recomiendo que sean de calidad), aceites esenciales, palosanto, resina de copal, salvia, mirra o velas aromatizadas, preferiblemente de origen natural.

Oído: La música es el principal estímulo para estimular este sentido. También son útiles los susurros, decir cosas sensuales, procurando no verbalizar mucho, para evitar mentalizar las sensaciones. El objetivo es relajar la mente y potenciar las sensaciones del cuerpo.

Dónde hacer el masaje erótico en pareja

  • Cama o tatami-futón: El mejor lugar sobre el que hacer el masaje erótico es sobre un futón, el motivo es que combina comodidad para la persona receptora, y cierta dureza que facilita al masajista moverse. Pero como este tutorial es de masaje erótico básico, doy por supuesto que lo vais a hacer sobre una cama, ya sea en casa o un hotel. El único pequeño inconveniente que presenta el colchón, es que la movilidad puede costar un poco si no estáis acostumbrados. Así como mantener una postura correcta mientras das el masaje.

Cubrid la cama con un par de toallas grandes y/o un pareo grande, para evitar manchar de aceite, sobre todo con las gotas de aceite que puedan caer, si realizáis masaje cuerpo a cuerpo o si el final se convierte en un fogoso y apasionado “final feliz”.

  • Aceite: Utilizad aceite vegetal virgen, prensado en frío. Hay una gran variedad de aceites para masaje que valen para un masaje erótico. Algunos de los tipos de aceites naturales que existen son: almendra dulce, avellana, coco (buenísimo, aunque bastante espeso, y hay que calentarlo para que esté líquido), jojoba, argán, sésamo e incluso aceite de oliva (sí, oliva), siempre que sea virgen extra. Quiero compartir que uno de los mejores masajes que he recibido fue con aceite de oliva. El recipiente para poner el aceite puede ser un cuenco, pero mejor con poca cantidad, por si vuelca en colchón, algo habitual, las primeras veces. Un bote con cierre es una muy buena alternativa. No recomiendo las cremas, porque la piel las absorbe mucho más rápido. Dicho esto, si decidís hacerlo con una crema, por lo menos que sea natural.
  • Música: En mi opinión la música es como el aceite en un masaje erótico, difícil hacerlo sin. Que sea suave, tranquila y sensual. Debe servir para crear ambiente, aislar el resto del mundo y tranquilizar. Ayuda a relajar el nivel de estrés. Es preferible que sea instrumental, o que contenga una voz suave y sensual. Es probable que sin daros cuenta, la música marque el ritmo del masaje, así que escoged la que más se adapte a vuestros gustos, y al ritmo al que os apetezca.
  • Ropa: Viste cómodo para dar el masaje. Para recibir, es mejor estar completamente desnuda. Evidentemente, hacer el masaje desnudo es una buena idea. Puedes experimentar dar el masaje vestido y desnudo, verás que las sensaciones son distintas para ambos. Si os cuesta ser pacientes, y termináis el masaje precipitadamente, el que uno de los dos esté vestido puede ayudar a evitarlo.
  • Decoración: Una vez lo tengas todo preparado, puedes decorarlo con unos pétalos, unos bombones sobre la cama, una frase bonita o algo que sepas que le hará gracia a tu pareja.
  • Amor: El amor es importante que esté presente en todo lo que hagáis. Dar un masaje erótico con amor significa que el masajista estará pendiente de las sensaciones de la persona que recibe el masaje. Y la receptora adoptará una actitud de entrega, y compasión, si en algún momento el masajista no lo hace como esperas. Sed comprensivos cuando recibís el masaje, aprovechad las torpezas normales de principiante de vuestra pareja, para tomar nota y que os sirva para aprender.

Ahora que lo tenéis todo preparado, seguimos en la segunda parte del manual, en la que nos centraremos en el masaje erótico.

Mini Curso Cómo hacer un masaje erótico a tu pareja

masaje eróticoCómo hacer un masaje erótico a tu pareja, en esta segunda parte del mini curso nos centraremos en los consejos que conciernen al masaje. En la primera parte aprendimos los aspectos más importantes de cómo preparar todo.

Antes de aplicar el aceite sobre el cuerpo de nuestra pareja, vamos a activar la piel, que como ya comentamos anteriormente, es el órgano más grande del cuerpo. Empieza lento y suave. Emplea caricias como si fueran susurros sobre la piel. La lentitud es muy importante para dar tiempo a saborear las diferentes zonas del cuerpo, y las diferentes sensaciones que se van produciendo. No tengas prisa por explorar cada rincón de tu pareja. En la anterior parte del tutorial, explico otras alternativas para activar la piel.

Cómo preparar la piel para hacer un masaje tántrico

Aceite: Es preferible que el aceite esté templado, incluso un poco caliente (nunca quemando). Coloca un poco de aceite en tus manos, y de ahí lo aplicas sobre la piel de tu pareja. De esta manera te aseguras de que no queme, y si está frío, lo puedes calentar con las palmas. Espárcelo suavemente y con suavidad, este es sólo el principio.

Orden: Os recomiendo empezar por los pies y masajear hacia a la cabeza, es bueno para favorecer la circulación sanguínea. Aunque si empezáis por la cabeza, os ayudará a evitar tocar los genitales al principio del masaje. Practicar de las dos formas es una excusa más para repetir el masaje sensual 😉

Masajea todo el cuerpo: sin prisas, disfrutando cada movimiento, como masajista, y como receptor. Puedes combinar movimientos largos que abarquen todo el cuerpo, con movimientos enfocados en cada una de las diferentes zonas.

Intensidad y ritmo: jugad con la intensidad y el ritmo, esto es algo muy importante, que elevará el masaje a otro nivel, aunque requiere de cierta práctica y experiencia.

Utiliza lo que sabes: si conoces alguna técnica de masaje tántrico, no te prives. Incorpora cualquier estilo de masaje con el que te sientas cómoda, y a partir de aquí…

Improvisa: tanto si tienes experiencia dando masajes, como si te estás iniciando, la improvisación es vital. Tal vez la primera vez utilicéis una guía como esta, pero con la práctica veréis que no sirve hacer siempre lo mismo, ni de la misma manera. Hay que reinventar el masaje cada vez que se hace.

Escucha tu cuerpo: tu respiración, el latido de tu corazón, el grado de excitación. Si tomas consciencia de ti mismo, te será más fácil dar el masaje disfrutando de cada movimiento que haces, sin dejarte llevar por la ansiedad de llegar a la penetración rápida que ya conocéis.

Escucha el cuerpo de tu pareja: una vez has tomado consciencia de tu cuerpo, puedes observar más detalladamente el de tu pareja. Fíjate en su respiración, en la piel y el grado de relajación. Cualquier reacción al roce de tus manos y tu cuerpo. Es una señal de que vas por buen camino. De esta manera podrás aumentar la excitación progresivamente, de diferentes maneras, y cuando consideres que ambos estáis preparados.  Adopta una actitud amorosa y sensual.

Fluye: No te detengas a analizar si la técnica es correcta o no. Lo importante es encadenar un movimiento con el siguiente. Con la práctica irás mejorando. Déjate llevar, con paciencia y consciente de la excitación de ambos. No te reprimas, si en algún momento dudas en dar rienda suelta a la pasión, ¡hazlo! Ya habrá más oportunidades para jugar.

Estimula zonas erógenas desconocidas: después de masajear todo el cuerpo, empieza a estimular zonas erógenas que no acostumbras a erotizar. Empieza de forma suave, y ve aumentando la intensidad progresivamente. Algunas de estas zonas eróticas son: los tobillos, la parte posterior de las rodillas, la parte anterior de las rodillas, las axilas, el anverso de los codos, las muñecas, las manos (palmas y dedos), detrás de las orejas, lóbulos, labios, y otras que percibas que a tu pareja le gustan. Es importante que tengas en cuenta que lo que te gusta a ti, tal vez no le guste a tu pareja. Del mismo modo, aunque a ti no te guste algo, respeta que a tu pareja le pueda volver loca. Por último ten en cuenta que lo que funciona un día, no se convierte en norma, y otro día tal vez no funcione.

En la siguiente parte del manual veremos las zonas erógenas más conocidas y como estimularlas. Le daremos bastante importancia a la zona genital (lingam y yoni).

Reserva un Masaje Tántrico o Erótico en Madrid.

Manual Cómo hacer un masaje erótico en pareja

Masaje yoni y lingam – Tantra en pareja

Cómo hacer un masaje erótico en pareja – En las dos primeras partes del manual hemos aprendido como preparar lo más importante antes de empezar el masaje, y los consejos básicos para hacer un buen masaje erótico a tu pareja. Ahora vamos a seguir con la última parte que envuelve el masaje en pareja con una gran carga sexual.

Sanación Sexual – Anorgasmia Femenina y Anorgasmia Masculina

El objetivo del masaje erótico no es la sanación sexual, aunque puede ser un masaje terapéutico en muchos aspectos. En el caso de las mujeres puede ayudar a solucionar varios niveles de anorgasmia femenina, frigidez o vaginitis. En lo que a los hombres se refiere, puede solucionar casos de eyaculación precoz, disfunción eréctil o anorgasmia masculina.

Estimula zonas erógenas conocidas:

Ya estáis preparados para excitar las partes del cuerpo que ya conocéis como más sexuales. Me refiero a los senos y los genitales. La manera de estimular los genitales de tu pareja, la concretaremos más adelante. Ahora nos centraremos en la zona del pecho. Empieza en la zona del pecho más alejada del pezón, masajea lentamente y ve acercándote al pezón. Cuando llegues al pezón, acarícialo lentamente al principio, después puedes aumentar la intensidad, dependiendo de la sensibilidad de tu pareja. Prueba con diferentes movimientos, evita repetir la misma técnica muchas veces seguidas y de la misma manera. Hacerlo progresivamente te permitirá detectar si te estás pasando, y poder corregir sin romper la magia del momento. En el caso de las mujeres, es muy positivo dedicar más tiempo que en los hombres a masajear los senos. El masaje en los senos recoloca la grasa almacenada en esa zona, liberando toxinas y hormonas. Además, y gracias al aceite, mejora la elasticidad de la piel, el contorno e incluso puede aumentar el tamaño.

Masaje genital (Lingam y Yoni):

Llegados a este punto, tu pareja estará muy receptiva para recibir un masaje de lingam (masaje genital masculino) o masaje de yoni (masaje genital femenino). No vamos a entrar a describir la técnica con detalles, pero si a los consejos más básicos de cómo hacer masajes tántricos para mujeres u hombres:

Pon un poco más de aceite que en el resto del cuerpo:

Evitar demasiada fricción, esta zona es más sensible que otras partes del cuerpo. Aunque un exceso de aceite puede ser desagradable y restar mucha sensibilidad. Con paciencia, seguro que encuentras la cantidad perfecta para tu pareja.

Juega:

No hagas lo de siempre. Estimula diferentes áreas, de forma creativa. Si te fijas, aun siendo una zona relativamente pequeña, tiene varios puntos por explorar. El punto G existe, tanto en la mujer como en el hombre, y no está tan escondido como puedas pensar.

Ve de menos a más:

Deja que tu pareja saboree los movimientos. Del mismo modo, disfruta dando el masaje en esta zona tan excitante. Fíjate en como tu compañera se excita progresivamente. Entrégate con total devoción. Es una oportunidad excelente para observar que sensaciones tienes tú cuando das el masaje, y darte cuenta si eres capaz de mantener esa observación cuando la excitación se acerca al clímax.

Descubre el cuerpo de tu pareja:

Siempre puedes aprender nuevos puntos e infinitas maneras de jugar con ellos. Mientras acaricias, exploras y estimulas esta zona tan íntima del cuerpo de tu amante. Puede que te sorprenda ver a tu pareja moverse, gemir y gozar como nunca antes habías visto

Para terminar, si habéis llegado hasta aquí, os felicito, seguro que ha sido una nueva experiencia para vosotros. Ahora, sin ninguna duda, ambos estáis muy excitados. Podéis seguir con técnicas de masaje más avanzadas relacionadas con el tantra Barcelona, como el masaje tántrico para mujeres, que además de ser placenteras, abarcan aspectos físicos, mentales y espirituales. También es un excelente momento para un buen mahabakti o sexo oral tántrico. Y si ya os habéis iniciado en el tantra Madrid, el masaje erótico puede formar parte de rituales avanzados como el de “La Vía del Valle” y el maituna o sexo tántrico.

Deseo que os haya gustado el tutorial. Si tenéis alguna duda, o queréis aprender más sobre masaje erótico en pareja, masaje tántrico o sexo tántrico, os invito a preguntarme o participar en los cursos de Tantra. Será un placer satisfacer vuestras dudas.

En el próximo artículo hablaré sobre el masaje tántrico con pluma o masaje gay

Un abrazo

Gerard Ribó

Cómo hacer un Masaje Erótico a tu pareja
4.5 (90.67%) 30 vote[s]

También puede gustarte...