masaje gay barcelona
Tantra

Masaje tántrico con plumas ¿Masaje gay?

No está claro el origen de la expresión “tener pluma” para referirse a la homosexualidad. Tal vez sea porque se asocia coloquialmente la suavidad y vistosidad de las plumas con aspectos femeninos. Pero, ¿qué relación hay entre utilizar plumas en un masaje tántrico lingam, con que sea un masaje gay? Bastaría con decir que las plumas no tienen nada que ver con la homosexualidad, heterosexualidad o bisexualidad. No obstante, desde un punto de vista tántrico, hay mucho más que decir.

MASAJISTA MASCULINO – MASAJE GAY

A lo largo de la historia las plumas han estado presentes en varios objetos sagrados, chamánicos y religiosos. Han formado parte de rosarios o crucifijos de la iglesia católica, abanicos que ornamentaban y honraban a los nativos americanos, escarabajos egipcios y brazaletes para la oración de los monjes tibetanos. Muchos tipos de plumas se han utilizado en talismanes y amuletos, para la protección, la salud, energía y fuerza, tanto física, mental, emocional y espiritual.

Las plumas existen desde hace millones de años, han formado parte de la piel de los aves y dinosaurios. Sirven para su protección, aislarse del frío y el agua, y para volar. También tienen una importante función en el cortejo y la reproducción. Los colores de las plumas, su vistosidad, e incluso el tamaño, tienen un papel importante para las aves a la hora de comunicarse, identificarse y despertar atracción sexual.

Tal vez por la relación que tiene con el sexo de las aves, las plumas se han utilizado en rituales chamánicos y rituales de sexo sagrado. En algunas tradiciones chamánicas, antes del ritual, se activa la energía de la pluma. Para despertar ese poder, el chamán la toca, acaricia, toma contacto y la sopla. No tengas reparos en utilizar una pluma para un masaje tántrico o erótico, las aves están constantemente limpiándolas y acicalándose. Además, renuevan el plumaje constantemente.

Las plumas son un excelente complemento para un masaje, se pueden utilizar antes de poner el aceite, para activar la piel. En el artículo tutorial cómo dar un masaje erótico a tu pareja, doy varios consejos al respecto.

MASAJISTA GAY – MASAJISTA MASCULINO PARA HOMBRES

En la tradición tántrica, originalmente de India, al hablar de energía masculina o femenina, no nos referimos solamente al género, hombre y mujer, sino a la manifestación dual de la energía universal. En Tantra se llaman Shiva y Shakti. En otra tradición oriental, el taoísmo de China, se denomina Yin Yang.

El tantra, que es una vía de autoconocimiento y liberación, se practica la unión entre Shiva y Shakti, pero no nos referimos a macho y hembra, esa es una interpretación muy superficial y limitada. Venimos de la unión, por lo menos física, de un hombre y una mujer, y esas dos energías están en ti. Aunque no seas consciente, o rechaces parte de esa energía, ahí está. El masaje tántrico es un camino de harmonía, que disuelve la dualidad entre Shiva y Shakti, entre femenino y masculino. Sólo en conexión con ambas energía danzando juntas, podemos estar en paz internamente y con lo que nos rodea. El verdadero amor surge cuando disuelves la ilusión de separación, y aceptas la totalidad de la que formamos parte. El Tao, como lo llaman en China.

Es bonito, pero la realidad es que para llegar a disolver maya, la ilusión de dualidad, antes hay que liberarse de tabús, juicios morales y la programación de la mente, instalada por familia, sociedad, escuela, religiones, etc. Superar los miedos al qué dirán o si es correcto o incorrecto. Tenemos tendencia a etiquetarlo todo, para que encaje en el marco mental que nos hemos construido. Por eso, hay hombres que no se atreven a probar un masaje hecho por otro hombre, por la imagen mental de macho que se han creado. Pero recibir un masaje tantra de hombre a hombre no te hace gay, ni un masaje mujer a mujer te hace lesbiana, ni bisexual, ni menos heterosexual.

Al comprender que la energía es energía, no tiene relevancia quién te da el masaje. Lo importante es tomar consciencia de lo que sientes, abrir la mente y salir de la zona de confort, para experimentar y explorar la sexualidad. Probar cosas nuevas ayuda a expandir la mente.

La suavidad no te hará más débil o vulnerable, no te hará menos hombre, ni más mujer. Conectar con la suavidad te permitirá ser más flexible, explorar tu sensibilidad y reforzar la dureza. Porque el árbol más duro se rompe cuando llega la tormenta, en cambio, el más flexible resiste sin romperse.

A destacar:

  • La suavidad de las plumas nos enseña a conectar con la sensibilidad.
  • El masaje con plumas no es un masaje gay.
  • Varias tradiciones han usado plumas en rituales sagrados.
  • La unión de Shiva-Shakti no es la unión de un hombre y una mujer. Es abandonar maya, la ilusión de la dualidad.

En el próximo artículo hablaremos sobre la Historia del Masaje Lingam.

También puede gustarte...